Plagas de hormigas en Madrid: Cómo abordarlas

La hormiga, cuyo nombre científico es Formicidae (del latín formica), es un insecto presente en nuestro planeta desde hace más de 100 millones de años por lo que, hoy en día, podemos encontrar cerca de 13000 especies diferentes (y más que se van descubriendo cada día). Se trata de una especie omnívora que presenta una dieta muy variada, es decir, las hormigas comen prácticamente de todo: animales muertos, verduras, otros insectos, lácteos, hojas, hongos, etc. Las hormigas viven en sitios oscuros (y generalmente escondidos) en cualquier rincón del mundo independientemente del ecosistema. Algunas especies viven en el exterior pero también existen determinadas especies de hormigas que prefieren vivir en el exterior y, en épocas de frío y humedad, es habitual que se cobijen dentro de edificios o casas. La hormiga reina es capaz de poner hasta 1200 huevos por día de los cuales surgirán más hormigas obreras, machos y las futuras reinas.

Control de Plagas de hormigas en Madrid

Como acabamos de mencionar, las hormigas son insectos sociales capaces de adaptarse a condiciones muy variadas, por lo que podemos encontrarlas tanto fuera como dentro de nuestro hogar. Algunos ejemplos de hormigas son las hormigas carpinteras, las cuales hacen nidos en estructuras de madera, las hormigas coloradas, que habitan en las fisuras de las paredes, o las hormigas de jardín, que también pueden encontrarse bajo losas o rocas.

Una de las formas de tratar las plagas de hormigas es mediante la fumigación, solo que esta a veces no es suficiente (por lo que acabamos perdiendo tiempo y dinero) y se termina convirtiendo en una prioridad eliminar a la hormiga reina. También es importante no confundir las hormigas con las termitas, puesto que también se trata de una especie muy sociable que puede invadir nuestro hogar, pero estas poseen una cintura más estrecha que la de las hormigas (entre otras características que las diferencian). En un primer momento, tendemos a intentar acabar nosotros mismos con las hormigas que han decidido ocupar un espacio de nuestro hogar o nuestro jardín. Son muchos los remedios caseros que podemos encontrar para esto (y de muchos de ellos no está comprobada su efectividad), además de la colocación de cebos, trampas, pesticidas en las zonas donde hemos visto hormigas (ventanas, puertas…), sellar los puntos de acceso una vez localizados, etc. También podemos eliminar la fuente de recursos alimenticios de las hormigas. Si nos encontramos frente a una plaga de hormigas y no podemos contenerlas desde el inicio, porque el número de hormiga es muy elevado o no detectamos correctamente la fuente del problema, es importante que nos pongamos en contacto con un especialista para que nos informe del proceso a seguir para eliminarlas.

Existe una gran variedad de métodos para terminar con las plagas de hormigas, pero es importante no usar por nuestra cuenta piretroides o insecticidas irritantes porque lo que conseguiremos será mover el nido de un sitio a otro. Generalmente, las hormigas reinas comienzan a poner sus huevos en invierno pero no es hasta verano cuando empezamos a ver indicios de infestación de hormigas. Además, estas colonias pueden llegar a sobrevivir de un año para otro, por lo que se puede tratar de una especie muy molesta y difícil de controlar. En función de dónde se sitúe la plaga se procederá de una forma diferente y se elegirá el mejor tratamiento: clorpirifos microencapsulados para grietas (momentos puntuales), insecticidas residuales, geles con azúcares y sacarosa, insuflar polvo a alta presión… todo ello acompañado de un correcto tratamiento estructural para asegurar un buen resultado y su perdurabilidad.

Los profesionales de best-control cuentan con todo el conocimiento, los productos y la experiencia necesaria para enfrentarse a diferentes tipos de plagas (junto con la aplicación de los tratamientos pertinentes) y en diversos lugares de Madrid. En cuanto a las plagas de hormigas, que es el asunto que aquí nos atañe, la primera fase consistirá en un análisis de la plaga (la localización y la detección de los caminos usados para buscar alimento y para ir hacia el nido), seguida de la búsqueda de la causa de la aparición de dicha plaga, se aplicará el método y el tratamiento requerido y, finalmente, se procederá a una inspección profesional. Para conseguir eliminar de forma rápida y eficaz se realizan presupuestos y tratamientos personalizados en función del nivel de infestación de la plaga y del espacio que hay que tratar.

Deja un comentario