Los chinches: todo lo que debes saber para acabar con ellos

Encontrar chinches en el hogar puede llegar a ser un problema relativamente común, ya que según las condiciones climáticas o geográficas existen viviendas con cierta predisposición a sufrir una plaga. También puede ser una circunstancia habitual el no saber qué hacer ante esta situación, por lo que abordaremos a continuación todo lo que debes saber para acabar con ellos.

Una plaga con chinches en una casa puede llegar a ser un problema bastante delicado y requerirá de ciertos protocolos precisos, algunas normas a seguir durante el proceso para facilitar el trabajo y conviene conocer ciertos aspectos para favorecer una mejoría de la situación.

Cómo son los chinches y cuál es su comportamiento

Como ocurre con casi todos los insectos y animales, existen muchos tipos de chinches diferentes o especies, aunque lo que conocemos comúnmente con este nombre y al que nos referimos como invasor de nuestro hogar es el “cimex lectularius”.

Los chinches comunes son pequeños, ovalados y de color café; se alimentan de la sangre caliente de personas y animales. Tienen la cabeza chata y los ojos saltones, y a diferencia de otro tipo de insectos estos no tienen alas. Se les denomina chinches de cama porque suelen esconderse en las costuras, rellenos y hendiduras de los colchones y camas, aunque a veces también en las alfombras, cortinas, cajones o cajas cercanas a las camas.

La vida de estos pequeños insectos se desarrolla principalmente de noche cuando las personas y mascotas están durmiendo. Para alimentarse, se acercarán a su objetivo y perforarán la piel con dos tubos huecos que emergen de su boca. Con uno de estos tubos sacará la sangre de la persona o del animal, y con el otro inyectará su saliva que contiene efectos analgésicos y anticoagulantes.

Los chiches, una vez alimentados, regresarán a su escondite entre sábanas y retales. Es posible que la víctima no sienta los efectos de la picadura hasta minutos u horas después, que producirá molestos picores. La picadura de este insecto tiene un aspecto muy parecido a la de los mosquitos comunes y se produce habitualmente en los pies, manos o cuello por la exposición de esas zonas al dormir.

Qué hacer cuando se detecta una plaga de chinches

Cuando se tiene una fuerte sospecha de la existencia de una plaga de chinches en el hogar, es importante acudir a algún profesional o experto en plagas lo antes posible. Si tratamos de resolver el problema sin ayuda ni los conocimientos adecuados puede que en realidad logremos extender la plaga por más zonas de la casa.

Para no actuar de manera imprudente, informamos de algunas normas que puedes seguir mientras se soluciona el problema:

Acude a un profesional para asegurarte antes de actuar, puede que estés ante un diagnóstico erróneo así que debes tener paciencia y guardar calma antes de cerciorarte.

Puedes estar tranquilo, habrá un par de formas de solucionarlo y todo irá bien si sigues las instrucciones de los expertos. Se puede controlar gestionando los elementos que hay en la habitación y realizando una muy profunda inspección para poder focalizar los tratamientos profesionales de una forma efectiva, pero eso tendrán que hacerlo los expertos.

Debes asegurarte de que son chinches y no otro insecto (como pulgas o garrapatas) antes de empezar a actuar, ya que cada plaga es completamente diferente y la solución de un problema puede ser prácticamente opuesto al de otro problema diferente.

Consejos a seguir si crees que están en tu cama

Si crees que los chinches están en tu cama, procura mantener limpia toda la ropa de cama que pueda estar en contacto con el suelo, esto reducirá muy considerablemente el número de chinches.

Es prudente que no retires ningún elemento, ya que puede que infectes otros lugares o aumentes la plaga de chinches. Incluso puede que huyan a otras zonas al ver movimiento.

Si la plaga ya está en tu casa, lo mejor será que no trates de acabar con ella utilizando insecticidas domésticos o de jardín, ya que será necesario utilizar productos específicos y profesionales para combatirla.

Una buena solución será aplicar el método de congelamiento, aunque lo tendrá que realizar un profesional cualificado, ya que tienen congeladores especializados para tratar a los chinches y dominan la técnica correcta.

Deja un comentario