El mosquito tigre que vino en avión

El mosquito tigre, Aedes Albopictus, llegó hace 14 años a España y desde entonces su proliferación ha sido imparable, muy a pesar de los controles y las medidas de seguridad puestas en marcha por las autoridades sanitarias.

De hecho, tras haberse instalado hace unos años en todas las provincias de la costa mediterránea, avanza hacia el interior colonizando nuevos territorios, y ya se ha detectado en provincias como Huesca o Cádiz. En otros casos, como en el País Vasco, los estudios han confirmado también su asentamiento.

La actividad humana y los medios de transporte son, en parte, responsables de que este insecto originario del sudeste asiático avance con tanta rapidez. De hecho, se trata de una especie importada, detectada por primera vez en España por el Consell Comarcal del Baix Llobregat en la zona del Vallés Occidental en el año 2004.

Los expertos ya han advertido de que su expansión resulta imprevisible y es difícil saber qué puede suceder en un futuro dado que, si bien prefiere la costa, se detectan cada vez nuevos casos en el interior de España.

No obstante, su expansión parece imparable en todo el planeta, dado que se trata de una especie muy adaptable y que jamás se ha logrado erradicar.

Características del mosquito tigre

Aedes Albopictus es un mosquito más pequeño que el común (de hasta 10mm), de color negro y línea blanca central en el tórax y abdomen que se prolonga sobre la cabeza. Destacan  sus patas, a rayas blancas y negras. Este mosquito está incluido en la lista de cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, que elabora la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Su vuelo, a no más de un metro de altura del suelo y lento, hace que resulte más difícil su detección.

Las larvas son parecidas a las de otras especies de Aedes. De costumbres diurnas y agresivo, su picadura es dolorosa. Es vector del dengue y otras enfermedades víricas y, aunque en nuestras latitudes no actúa como vector, lo es en potencia.

La hembra pone los huevos, alargados y oscuros, uno a uno en la tierra seca de zonas inundables, aguantando los periodos de sequía hasta que el terreno se inunde, tras lo cual puede aparecer una gran población de larvas. Una puesta puede tener entre 70 y 100 huevos. La hembra no los pone todos en el mismo sitio sino que distribuye alguna decena que otra en cada recipiente. Son puestos al atardecer sobre paredes interiores rugosas de recipientes • Después de ponerlos, la hembra puede reiniciar el ciclo buscando más sangre para la siguiente puesta

Su hábitat son las aguas estancadas, y a través de ellas se disemina de unos lugares a otros. Sus huevos son altamente resistentes. En general, la especie Aedes da solo una generación por año, pero en zonas costeras durante el verano, pueden dar lugar a varias generaciones al reproducirse en aguas estancadas.

¿De qué se alimenta y cómo se combate?

El mosquito tigre utiliza unos filamentos para detectar dióxido de carbono procedente de animales y personas. Las hembras buscan un huésped para tomar sangre cuando están fecundadas y los ovarios entran en actividad. Al picar la hembra, inyecta saliva, una sustancia anticoagulante que le permite chupar y extraer la sangre. Esto lo hace para conseguir las proteínas necesarias para madurar sus huevos. Sin embargo, los machos se alimentan de néctar.

Los planes de control y lucha contra el mosquito tigre se centran en matar las larvas que pueda haber en lugares públicos con agua.

Para combatirlos se utilizan larvicidas microbianos como el bacillus  thuringiensis, el bacillus sphaericus y el bacillus thuringiensis más el sphaericus. Respecto a inhibidores del crecimiento tenemos inhibidores de síntesis de quitina, como el diflubenzuron, y pseudo-hormonas juvenoides como el pyriproxyfen.

No obstante, su eliminación se hace difícil, puesto que entre el 60 y 80% de los lugares donde se reproduce son privados.

¿Cómo evitar su cría?

Evitando cualquier recipiente con agua donde ésta pueda quedar estancada como maceteros, fuentes o bebederos. De hecho el mosquito tigre hembra aprovecha estos recipientes con agua para poner sus huevos. Mientras exista agua los huevos podrán desarrollarse y, con la llegada del calor, eclosionar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: