Las Plagas y los murcialegos

Existen más de 950 familias de murciélagos en el mundo. Los murciélagos son mamíferos que han desarrollado alas en lugar de sus extremidades superiores y cuyo nombre proviene del latín mus-muris, ratón caeculus, es decir, ratón ciego. Los murciélagos se utilizan a menudo para acabar con plagas de insectos.

Los murciélagos son los únicos mamíferos capaces de ver y volar durante la noche. Cuentan con un sofisticado sistema auditivo y producen unos sonidos muy característicos que le permite percibir su entorno y localizar sus presas sin recurrir a ningún otro sentido.

Todos los murciélagos europeos necesitan un lugar en el que vivir y protegerse de las condiciones del clima y de sus enemigos, por lo que buscan el mejor refugio ya que no construyen sus nidos.

Existen diversos tipos de refugio en función del objetivo que cumplen: refugios hibernales, refugios de parto, refugios de aparcamiento y refugios diurnos o intermedios. En los refugios hibernales los murciélagos pasan el periodo de hibernación  y es habitual encontrar en estos refugios un elevado número de murciélagos de distintas especies. Cuando termina este periodo de hibernación, los murciélagos buscan un refugio intermedio o diurno para pasar algunos días y a partir de él salen a buscar alimentos por la noche.

Los refugios de parto son zonas en las que se encuentran las hembras para dar a luz y criar a sus crías. Durante este tiempo los machos viven solos en sus refugios diurnos. Cuando termina el periodo de cría, machos y hembras vuelven a reunirse para el apareamiento. Este tipo de refugios es más común del centro y norte de Europa, con un clima más frío y agresivo.

En el sur de Europa es posible que los murciélagos se encuentren todo el año en el mismo refugio, por ejemplo, en una cueva, ya que el clima es más benigno y no necesitan protegerse tanto del mismo.

Plagas y murciélagos

Los murciélagos cuentan con una amplia tradición en el mundo de la literatura y el cine de terror y se han visto plagas de murciélagos en títulos míticos del género, asociados al mal y a los vampiros. Lo cierto es que sólo tres tipos de murciélagos se alimentan de sangre, dos de ellos lo hacen de la sangre de las aves y sólo una especie lo hace de la sangre de mamíferos.

Realmente las plagas de murciélagos pueden poner en riesgo frutos e insectos principalmente. Y aunque pueden llegar a producir desequilibrios al alimentarse de otras especies, los murciélagos ayudan muchas veces a luchar contra las plagas de ciertos insectos.

Así muchas veces las plagas se combaten con murciélagos. Éstos se alimentan principalmente de insectos y artrópodos con lo que pueden ayudar al hombre a terminar con plagas de insectos que son alimento para murciélagos. Son muchos los que recomiendan recurrir a los murciélagos para acabar con plagas de mosquitos, por ejemplo, sin tener que recurrir así a insecticidas que puedan dañar el medioambiente.

Pero también nos encontramos con plagas de murciélagos. Los murciélagos cuando ubican un refugio muy cerca de los humanos pueden llegar a ser muy molestos, tanto por los sonidos que emiten como por las excreciones que producen y su orina, que obliga a tener que controlar la plaga. Cuando se acumulan excrementos de murciélagos en edificios, techos, áticos, puede aparecer el desarrollo del Histoplasmosis capsulatum, un hongo que puede provocar en las personas la enfermedad de la Histoplasmosis que afecta al sistema respiratorio y puede llegar a ser grave.

Control de plagas de murciélagos

El objetivo del control de plagas de murciélagos es la expulsión de los mismos del área del edificio, y para ello hay que ubicar la zona por la que entra el murciélago y la zona por la que sale. En función de lo que revele este examen, se procederá a realizar la cobertura y sellado de aquellas posibles grietas o aberturas  que localicemos en el edificio o vivienda para que los murciélagos tengan que buscar un nuevo refugio.

La mejor época para hacerlo es finales del otoño, justo cuando se ha producido la migración para la hibernación. También puede ser un buen momento para el control de plagas de murciélagos, el principio del invierno, antes de que comiencen a instalarse de nuevo.

Deja un comentario